tu estás aquí: página principal > artículos > las bolas de pelo
Anuncia el amor
Comentale a un amigo sobre vivapets
de (remitente):


para(destinatario):


mensaje:

[ enviar ]

 

Las bolas de pelo

Un problema digestivo

WWW.VIVAPETS.ES

¿Eres un experto en este asunto?
Esta opción pide que estées conectado a VIVAPETS Puedes conectarte a tu cuenta o crear una nueva cuenta.
¡Envía este artículo a un amigo!
Rellena el formulario abajo

tu nombre:
tu correo electrónico:
nombre del compañero:
correo electrónico del compañero:
comentar:
 
domingo, 06 de mayo 2007

Las bolas de pelo

Las bolas de pelo, conocidas como bezoares, tricobezoares o pilobezoares son cúmulos de pelo, de forma más o menos esférica, que se acumulan en el tracto digestivo de los animales, al tragar su propio pelo. Pueden formarse en el tracto digestivo de perros, como producto de rascarse, especialmente por un problema de tipo dermatológico, pero en los gatos es una causa particular de patología, pues llega a constituir un verdadero cuerpo extraño en el aparato digestivo. El problema de las bolas de pelo ataca particularmente a los gatos porque son animales limpios por naturaleza, y por ello se asean lamiéndose el cuerpo varias veces al día. Un gato se limpia el sólo varias veces al día, cumpliendo un ritual de entretenimiento diario y al que dedica mucho tiempo.

Pues bien, este hábito de aseo diario tan favorable para su higiene, a veces puede jugarles una mala pasada. La lengua áspera, debido a la rugosidad de sus papilas gustativas, se convierte en un cepillo que arrastra los pelos muertos. La lengua del gato trabaja como un verdadero cepillo y al pasar por su cuerpo, suelta el pelo muerto. La mayor parte de éste acaba siendo tragado y puede llegar a formar bolas de pelo en el estómago. El gato ingiere grandes cantidades de pelo que, mezclado con la comida y sometido a los distintos procesos de la digestión, forma bolas más o menos grandes. Estas bolas, localizadas a nivel gástrico, provocan un malestar importante en el gato y si son pequeñas por lo general, terminan siendo expulsadas con uno o varios vómitos. En estos casos, estas bolas de pelo son eliminadas periódicamente: se regurgitan desde la orofaringe o el esófago, son vomitadas desde el estomago o son eliminadas con las heces si pasan al tracto intestinal.

La situación se complica, cuando estos bezoares, constituidos por masas compactas de pelo, atraviesan el píloro y se dirigen al intestino delgado. Ya aquí, pueden seguir causando vómitos, pero no son expulsadas. Si no son demasiado grandes, pueden continuar su camino por el intestino, y luego ser eliminadas con las heces, con mayor o menor dificultad, y se hace realmente grave, cuando estas bolas se hacen demasiado grandes, quedando retenidas en la luz intestinal, sobretodo a nivel de la segunda porción del intestino delgado. En esta situación, se produce un estado de malestar general en el animal, que puede culminar en una pérdida total del apetito y de las funciones intestinales, ocurriendo una oclusión intestinal, que si no es resuelta quirúrgicamente, para liberar el paso a este nivel, tiene como resultado la muerte. La formación de bolas de pelo, se manifiesta sobre todo en las razas de pelo largo, como el Persa, pero las de pelo corto tampoco se libran de ellas. Los gatos viejos también sufren esta molestia porque tienen menos fuerza para asearse, poseen el sistema digestivo más lento y la eliminación de pelo es más complicada que en el caso de los ejemplares jóvenes. A pesar de ello, ninguna raza está exenta de padecer este padecimiento.

Síntomas
Si tu mascota felina sufre este mal, se mostrará abatida y con un malestar general que incluye los siguientes síntomas:
- Apatía y malestar general
- Perdida de apetito
- Arcadas, regurgitación, vómitos de pelo y moco
- Constipación
- Gastritis crónica
- Oclusión Intestinal

Tratamiento
Se puede combatir el problema de las bolas de pelo con un procedimiento medico, que se hace mediante la utilización de laxantes, desagregantes y queratolíticos; o, en casos graves, hay que recurrir al tratamiento quirúrgico, que incluye la cirugía de obstrucción intestinal, la gastrotomía, la enterotomía o la enterectomia.

Prevención
La mejor forma de tratar el problema de las bolas de pelo es, sin duda, la prevención. Para evitar este trastorno a tu gatito basta seguir algunas medidas higiénico-sanitarias efectivas y eficaces.

Recomendamos:
- Alimentación equilibrada: hay piensos especiales con mayor contenido en fibra que ayudan a controlar las bolas de pelo antes que se formen. Los suplementos dietéticos también pueden incentivar una mejor digestión, suplementos con malta, levadura de cerveza, aceite de hígado de bacalao. Estos suplementos pueden suministrársele al animal, mezclándolos con la comida o directamente en la boca. Todo esto facilita la eliminación natural, dificulta la formación de las bolas de pelo, y además de evitar problemas con los pelos ingeridos, dan brillo y fuerza al pelo vivo, lo cual resulta beneficioso para el manto del gato. En casos más complicados puedes recurrir a laxantes, como el aceite de parafina o medicamentos recetados por el veterinario.

- Cepillado del Gato: operación indispensable para los gatos de pelo largo, que debe realizarse como mínimo diariamente, llegando a necesitar que se realice dos veces al día en el período de muda, cuando el pelo muerto hace su aparición de manera espectacular. También los gatos de pelo corto necesitan ser cepillados pero con menos frecuencia, más aún si se trata de gatos que viven en sitios cerrados, y que no tienen acceso a exteriores donde puedan ingerir hierbas. Basta un cepillado suave por toda la superficie corporal del gato, con cepillo diseñados para este uso exclusivo. Estos cepillos están disponibles en las tiendas para mascotas. Debe acostumbrarse al gato desde cachorro a este proceso, y realizado de la forma adecuada, llega a ser un momento de grata comunicación y afecto entre dueño y mascota.

- Ambiente: un ambiente relajado en el que el gato se encuentre a gusto. Muchas situaciones de estrés aumentan la frecuencia de acicalamiento y por tanto la ingestión de pelo. Cuando la salud general del animal no es optima puede repercutir en la salud del pelo, muchas enfermedades sistémicas y de la piel provocan debilidad capilar, para ello es necesario vigilar los parásitos.

- Hierba para gatos: comer hierbas y otras plantas específicas provocarán el vómito y tu gato expulsará las bolas de pelo. Los gatos que tienen acceso al exterior acostumbran ingerir hierbas que les producen el vómito, con lo cual eliminan el pelo acumulado que aún no ha llegado al intestino. Pero atención, esta recomendación no es válida para cualquier tipo de planta. La hierba para gatos, que puedes encontrar en las tiendas de animales especializadas, ayuda el organismo de los gatos a purgarse para eliminar los ovillos que le están produciendo fuertes molestias estomacales. Si humedeces la hierba y la dejas en la exposición indirecta al sol, en una semana habrá crecido lo suficiente como para que tu gato pueda disfrutarla. Son semillas de cebada, trigo o avena que vienen preparadas para ser cultivadas. También existen dos tipos de pasto que generalmente encantan a los gatos: la Valeriana y la Nepeta cataria.

Recordamos que siempre es mejor prevenir, para evitar que el problema agrave obligando a la intervención quirúrgica, al producirse una oclusión intestinal, que aunque es rara sí es bastante peligrosa.

adicionar un artículo
Añadir bookmark:
Del.icio.usDiggNewsVineDe.lirio.usBlinkbitsBlinklistBlogmarksCo.mmentsFarkFurlMa.gnoliaNetvouzRedditScuttleShadowsSimpyTailRankYahooMyWeb
Comentarios (1)añadir un comentario
Esta opción pide que estées conectado a VIVAPETS Puedes conectarte a tu cuenta o crear una nueva cuenta.
10.06
Benodi ha dicho:
Que buen articulo, Lo tendre encuenta